martes, 22 de enero de 2008

Kit científico para infidelidades y el cuento del pavo


A veces nos pasa que estamos en alguna relación en la que no tenemos dudas de que posiblemente no somos las únicas… y cuando el ejemplar que nos corresponde es de estos que tienen un arte para cotorrear, es decir cuando tu hombre tiene el cuento que encaja perfectamente en cualquier situación extraña; es en esos momentos que nos hace falta esto que me acabo de encontrar, se trata de un Kit científico para rastrear semen…

Si lo sé, suena algo extraño y hasta desagradable el nombre, pero es que sencillamente de eso es de lo que se trata, de un kit para detectar rastros de secreciones sexuales masculinas. Esta es la herramienta perfecta para esa pareja en la que desconfías. Así nos ahorramos el cuentico y directamente le preguntamos a ver cuál es la historia que se inventarán para salirse del aprieto.

Cuento del pavo:

A propósito, eso me recuerda un cuento en el que la esposa sospecha de su marido cuando llega supuestamente muyyy cansado de la oficina a tomarse una ducha, porque tiene que regresar inmediatamente a una junta de negocios… es aquí cuando la esposa sospechándose lo que este tramaba, espera que entre a la ducha y le revisa la ropa… que sorpresa la que se lleva al comprobar que efectivamente sus sospechas eran ciertas, encontró una notita que decía.

_ Mi amor, te espero en la casa, esta noche te preparo "pavo a la crema".

Muy astuta la esposa cuando el marido sale del baño se abalanza sobre él y prácticamente lo obliga a tener una escena de sexo desenfrenado…el hombre, sin poder zafarse de la fiera, no tuvo más remedio que culminar su función.

Al terminar, con la cara muerta de vergüenza, pues estaba completamente agotado, llega donde la amante y le dice la misma historia que le conto a la esposa… que está cansado y que no tiene energías para hacer nada más que tomarse una ducha e irse a la cama.

La amante, ni corta ni perezosa, también revisó la ropa del hombre y efectivamente encontró un mensaje, solo que esta vez era dirigido a ella y decía:

- Cariño que bueno está el menú que tienes pensado, aquí te mando el pavo, solo que la crema me la acabo de comer yo..

4 comentarios:

manzana mordida dijo...

que interesante lo del kit de rastreo ;D
pero y si el pobre se ha hecho una pajita él sólo...? eso no cuenta como infidelidad o si?? hehe

buen blog, te leo!

pvilas dijo...

buen chiste...que esposa tan tolerante!

con relación a lo del kit...si la desconfianza es tal, ya para qué usarlo?

DrLacxos dijo...

jejejeje, Mierch! , buenísimo el cuento, jejejejee

aun no lo encuentro importancia al kit.

Hola por aquí!

OsitaJenni dijo...

Jajajajajajaja!!!!!
Seria bueno cuando se vayan de fiesta, en esas noches de solo amigos. Cuando hay tragos de por medio hay mas probabilidades que ellos dejen la cremita del pavo fuera d el menu jejejejeje.